Historia de las ceremonias de la Primera Comunión

Desde los siglos XIII al siglo XVII, los niños no eran relevantes en la sociedad, por lo que la toma de la primera comunión, no se le daba importancia alguna. La comunión tal como la conocemos hoy en día, tiene sus orígenes en el siglo XVII, en el que a los jóvenes de 12 a 14 años, se les hacía una fiesta por el paso de la infancia a la juventud. 

En los inicios del Cristianismo, se celebraba la primera comunión el mismo día del Bautizo y la Confirmación, ya que las ceremonias no estaban disgregadas. Es en el siglo XVII cuando se empiezan a celebrar las primeras comuniones durante el tiempo Pascual.

En el siglo XVIII el estatuto Sinodal de Paris, señalaba la edad de 7 años, para tomar la Primera Comunión, esta edad con el tiempo fue variando a los 10, 12 y 14 años. Es en el siglo XX cuando se pone orden a la edad.




Para poder recibir la primera comunión hay que seguir una serie de requisitos; No todo el mundo puede recibir la comunión, se ha de pertenecer a la religión católica y por lo tanto estar bautizado.

Se ha de recibir una preparación especial, "Catequesis".

Y en último lugar el que ha de recibir la comunión se ha de confesar de los pecados y hacer penitencia. Estos son los requisitos básicos.



Las consecuencias son que el que recibe la primera comunión, se compromete a cumplir los mandamientos de Dios.

Se compromete a seguir confesándose y hacer penitencia por los pecados.

Se compromete que cuando sea físicamente y espiritualmente maduro deberá participar del sacramento de la confirmación y cuando decida unir su vida con otra persona, lo hará a través del sacramento del Matrimonio.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Tamaños de formatos y sensores

Aberraciones en las ópticas

Comuniones