Fotos de comunión en estudio

Es la época de las comuniones, los niños van a Catequesis para prepararse y recibir su Primera Comunión, los padres tienen mil tareas que preparar, la fiesta o la búsqueda del restaurante, las flores para la iglesia, quizás cambiar la habitación del niño o de la niña que ya se hace mayor;  el vestido de la niña o el traje del niño hay que comprarlo, probarlo, arreglarlo, la abuela le quiere regalar los zapatos y mil cosas más que van surgiendo.

Hace años era tradicional entregar estampitas conmemorativas de la fiesta de la Primera comunión a los abuelos y familiares, en la actualidad esto ya no se estila y lo que se suelen regalar son fotos en forma de punto de libro, en forma de recordatorio, calendario, posa vasos y todo lo que nos podamos imaginar, en esas imágenes  sale por supuesto el niño o la niña vestidos de Primera Comunión, con el nombre y la fecha del día.



Para poder realizar este tipo de recordatorios, debemos realizar una sesión fotográfica en la que la familia va al estudio ya con el niño trajeado o bien viste  al niño en el mismo estudio. Evidentemente se le viste o es tradición que la foto se haga con el mismo traje o vestimenta que se llevará el día de la Primera Comunión.

Para estas sesiones debemos tener varias precauciones.

La primera  es  pedir hora en el estudio fotográfico, prever que ya tendremos  ese día, el traje y todos los abalorios y complementos que acompañan al traje.

La segunda precaución es contar un tiempo suficiente para que las copias fotográficas, recordatorios, dípticos, puntos de libro o lo que queramos hacer, llegue a tiempo, antes del día de la ceremonia.

Y el día de la sesión disfrutadlo,  el niño se portará bien y las fotos saldrán geniales. Contactad con un buen fotógrafo, hay muchos buenos y variados. Evitad piratillas e intrusos.

Yo me ofrezco para lo que necesitéis.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tamaños de formatos y sensores

Aberraciones en las ópticas

Comuniones