Comuniones

Cuatro consejos para las fotos de comunión.

Es tradición entregar unos recordatorios el día que el niño o la niña hace su primera comunión; tradicionalmente un recordatorio era una estampita en la que estaba impreso una imagen religiosa y el nombre, la fecha y la iglesia en la que había comulgado el niño.




En la actualidad, esa tarjeta impresa, se ha convertido en una foto, en la que sale el niño-a, vestido con el traje o vestido de primera comunión y suele poner la fecha y el nombre del niño.

Si queremos tener los recordatorios antes del día de la comunión, hemos de realizar las fotos como mínimo diez días antes de la ceremonia.

Si queremos tener un álbum y recordatorios, debemos prever hacer la sesión fotográfica con 15 días de antelación; de esta forma si por cualquier accidente el vestido o traje se ensucia tenemos tiempo de llevarlo a la tintorería y dejarlo como nuevo para el día de la ceremonia.


Hay familias que tener el álbum el mismo día de la comunión no le dan tanta importancia, entonces nos vamos a los diez días para poder tener los recordatorios.

Por otro lado tenemos las fotos que se realizan en la iglesia; de ese tipo de fotos, ya hablaremos próximamente.







Comentarios

Entradas populares de este blog

Las mejores fotos de Carnet

Curso de iniciación a la Fotografía