Historia de la sonrisa en las fotos

En la actualidad, generar una sonrisa frente a una cámara o bien ante un fotógrafo profesional, es casi un acto obligado; no siempre fué así, en los retratos del principios del siglo pasado, nos encontramos con que las personas sonreían poco, bueno para ser realistas, no sonreían nada.





El motivo o los motivos son básicamente dos, uno técnico y el otro tiene que ver más con las costumbres morales. En el primer caso, el técnico, era debido a que las fotografías requerían largas exposiciones, en los daguerrotipos la exposición era de hasta 10 minutos, con lo que mantener una sonrisa inmóvil durante un largo rato era un tanto incómodo.

El segundo tema, el Moral, estaban mal vistas las personas que sonreían, en la pintura europea tan solo sonreían los borrachos, las prostitutas, los locos y la gente del espectáculo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Curso de iniciación a la Fotografía

Las mejores fotos de Carnet

Sesión con modelo