Archivos y sus descripciones

Descripción de tipos de archivos fotográficos o de imagen.


BMP (Significa Bitmapped File Format)
Del sistema operativo Windows 3.0; fue desarrollado por Microsoft e IBM de forma conjunta. Es muy similar en muchos aspectos al TIf, aunque no permite el manejo de 4 colores (CMYK) de Ofsset. Tiene muy poco uso.
DNG (Digital Negative)
Es un archivo abierto (frente a los RAW tradicionales que son propietarios de cada marca) creado por Adobe.  Funciona como un archivo Raw, pero para todos los sistemas, se puede manipular el archivo sin que exista pérdida de calidad; se guardan los cambios y sin embargo podemos volver al original.

Muchos fotógrafos pasan sus archivos Raw a este tipo de formato, consideran que es un formato más fiable, puesto que siempre encontraremos editores de fotos que abran este formato.

La ventaja de este sistema es que mientras el formato Raw, cada marca tiene el suyo y lo podría cambiar sin previo aviso.

Existe una aplicación gratuita de Adobe (DNG Converter) que convierte automáticamente y en lote los archivos RAW de más de 200 cámaras.



EPS (Encapsulated PostScript Files)
Fue diseñado por Adobe. Muy usado entre diseñadores y para preimpresión Offset. Utiliza el mismo lenguaje que el Quark (programa de diseño muy utilizado en el entorno gráfico que prácticamente no permitían otro tipo de archivos),
Puede manejar en un mismo archivo gráficos de tipo vectorial y mapas de bits, y su mayor ventaja es la compatibilidad entre distintos sist. operativos. Sus archivos son de gran tamaño.

GIF  (Graphic Interchange Format)
Muy utilizado en Internet, permite representar hasta 256 colores por lo es muy útil para las imágenes sencillas que utilizan colores planos (logotipos, etc) pero no para imágenes fotográficas que requieren una gran graduación tonal. Permite animación. Su peso es mínimo. Permite realizar compresión sin pérdida de calidad (reduciendo el número de colores).


JPG:JPEG  (Joint Photographic Expert Group)
Es el formato de compresión por excelencia, y permite varios grados de esta, aunque con ellos se produce una pérdida de información irremediable. Es el mas utilizado para almacenar, presentar y compartir fotografías. La profundidad de color es de 24 bits, es decir permite usar hasta 16,7 millones de colores; en cualquier caso se suele usar en aquellas fotografías que tienen más de 256 colores.
El algoritmo de compresión utiliza la teoría de que en una imagen hay semejanzas o correlaciones entre sus pixels; en otras palabras, la información de los pixels obedece a un ordenamiento previsible y por lo tanto el valor de un pixel puede utilizarse para predecir el de sus vecinos, con lo que eliminando varios (y por tanto disminuyendo el peso de la imagen) el ojo humano no sería capaz de ver las diferencias.
Presenta como ventajas su universalidad (casi cualquier programa puede abrirlo), ocupa menos espacio, ocupan menos espacio lo cual permite mayor velocidad de disparo en la cámara, etc. Está comúnmente extendido en fotografía pero para gráficos no es óptimo porque pierden calidad mucho más rápido que las fotos.


PNG  (Portable Network Graphics)
Formato gráfico basado en un algoritmo de compresión sin pérdida. Fue desarrollado para solventar las carencias del GIF y permite mayor profundidad de contraste. Es un formato sin perdida de calidad con una excelente compresión, ideal para imágenes formadas por grandes áreas de color plano o con pocas variaciones de color (y soporta transparencias). Sus características lo hacen ideal para su uso en internet, pero no ha tenido la expansión que se esperaba (algunos navegadores no lo visualizan correctamente).
PSD (Adobe PhotoShop)
Presenta la ventaja de guardar el archivo con las diferentes capas separadas, pero ello implica que el archivo final tenga un peso muy elevado. Por ello se convierte en un archivo muy interesante mientras estamos trabajando pero una vez acabado conviene en fundir todas las capas y seleccionar un formato más manejable.


RAW
Es un formato de imagen bruto, sin compresión, que contiene toda la información original captada por el sensor. Realmente no es una extensión (archivo) propiamente dicho, ya que en la actualidad cada fabricante utiliza su propio tipo de terminación; .CRW en el caso de Canon, .NEF con las cámaras Nikon, . PTX en el caso de Pentax, ARW si es una Sony, etc etc.
La extensión de su uso, especialmente en el área profesional viene dado porque permite un gran control de la imagen al disponer de toda la información recibida por el sensor.
Técnicamente no son archivos de imagen, ya que deben ser procesados por un programa para interpretar los datos, y de ahí que se obtengan distintos resultados (realmente son pequeños matices de diferencia) en función del programa (motor) de visualización que se utilice.
Sus principales ventajas son su flexibilidad y la tremenda capacidad que otorgan a la hora de los retoques posteriores, ya que partimos de la información en bruto original, sin ningún tipo de recorte o compresión. El punto negativo es la falta de estandarización y su peso, especialmente para su uso en internet, dado que no tiene ningún tipo de compresión.


OPEN RAW
Surgió en el 2005 como una vía de estandarización de los archivos RAW, siendo abierto y libre. Se postula como la alternativa más racional aunque en la actualidad  su uso es limitado. Permitiría que cualquier programa abriese este tipo de archivos y que no fuese necesario un plugin o parche para cada marca de cámara.
TIFF (Tagged Image File Format)
Creado en 1986 fruto de reuniones entre fabricantes de escaners y desarrolladores de software, es uno de los formatos más antiguos que existen.  Toma la información del primer pixel (arriba a la izquierda) y en formato horizontal va guardando la información de tonos y/o color que contiene cada uno; ello hace que en caso de un error de disco se puede abrir la imagen con una pérdida mínima.
Puede trabajar con imágenes monocromáticas, escala de grises o color en 8 y 24 bits. El peso del archivo depende del número de pixels, y no de la imagen que tenga. Soporta un modelo de compresión matemático sin pérdida de información (LZW) que reduce el peso de la imagen alrededor de un 40 %
Es una buena opción para la fotografía digital, aunque tiene como desventaja que ocupa mucho espacio y no permite cambiar valores como el balance de blancos o la exposición. Como ventaja podemos indicar su universalidad y el no ofrecer pérdidas cada vez que se guarda.
Como hemos podido ver, y tal y como ocurre en otros ámbitos de la vida ningún archivo es mejor que otros y cada uno se adapta a las necesidades para las cual fue creado, por lo que dependiendo de cual sea nuestro objetivo habrá que optar por uno o por otro.
En el mundo de la preimpresión EPS y TIF son los más comunes. El formato JPG es el más universal entre el usuario medio, y se ha expandido de una manera importante gracias a Internet. Para imprimir una foto en un minilab las opciones mas interesantes son la JPG (cuidado con la compresión) y TIF. El formato PSD queda reducido a cuando queramos guardar la imagen con distintas capas o con fondo transparente. El RAW, OpenRaw y DNG se postulan los más útiles a la hora de guardar la imagen en bruto, ya que disponen de toda la información captada por el sensor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tamaños de formatos y sensores

El volumen de los colores

Aberraciones en las ópticas