Velocidad de obturación

La velocidad de obturación es la capacidad que tiene la cámara en abrir y cerrar el sensor de la cámara, dejando pasar la luz.

En todas las cámaras fotográficas los tiempos de obturación se miden en fracciones de segundo y se van dupicando; en las cámaras digitales los valores pueden variar, tradicionalmente los tiempos van de la siguiente manera:

1 segundo, 1/2 segundo, 1/4 segundo, 1/8 segundo, 1/15 segundo, 1/30 segundo, 1/60 segundo
1/125 segundo, 1/250 segundo, 1/500 segundo, 1/1000 segundo, 1/2000 segundo, 1/4000 segundo, etc...  como véis los valores se van duplicando, cada vez que doblamos, entra la mitad de luz.

La fracción cuanto más rápida 1/2000 - 1/4000 por ejemplo sirven para congelar el movimiento, una pelota en el aire, un niño corriendo, etc,,,

Siempre que  variamos la velocidad de obturación, debemos compensarlo con la abertura del diafragma, por la ley de la reciprocidad.



Por otro lado tenemos las velocidades muy lentas  1 segundo, 2 segundos, 4 segundos, 8 segundos,
15 segundos, 30 segundos etc... Para este tipo de fotos necesitamos anclar la cámara a un típode si no queremos que la foto nos quede movida, tal como vemos en el ejemplo de arriba.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Curso de iniciación a la Fotografía

Ideas para regalar I