rayo

Mirar que foto más chula hice el otro día!.

Este tipo de fotos no son fáciles ni sencillas, necesitamos una serie de ingredientes, en primer lugar que haya una tormenta, es segundo lugar, que la podamos ver, tener una cámara a mano, que esté cargada y con la tarjeta operativa y para finalizar  una buena dosis  de paciencia.


La dinámica es sencilla, disponer de un trípode o de un sitio donde anclar la cámara y hacer muchas fotos.

Como ya expliqué en otra ocasión, hay que cuidar la seguridad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tamaños de formatos y sensores

Aberraciones en las ópticas

Comuniones