Utilización del Flash

Todas las cámaras fotográficas, por lo menos las cámaras de aficionados, tienen integradas un flash. Suelen ser flashes de poca potencia, pero suficiente para iluminar todas aquellas escenas en donde la luz ambiente no es suficiente como para sensibilizar el ccd, sensor de la cámara, y conseguir una imagen bien expuesta.

Es decir que nos va de fábula para poder hacer fotografías dentro de casa, en las iglesias o simplemente a las 10 de la noche en una terraza.

También se pueden hacer estas mismas fotos sin flash, pero entonces nos podemos encontrar con que éstas pueden salir movidas.

Esto en cuento a las fotos de interiores.

Pero también podemos utilizar el Flash en situaciones totalmente inversas; es decir cuando hay mucha luz, por ejemplo en verano al mediodía y en la playa.

La utilización de flash en estas circunstancias, va muy bien para eliminar sombrar incómodas.

Otro momento donde utilizar el Flash es cuando estamos en un contraluz, tal como vemos en la foto de ejemplo.



Habiendo tanta luz en el jardín, si hacemos la fotografía sin flash, el resultado es el que vemos, la familia sale oscura



En el ejemplo de arrriba, hice la fotografía con el flash de la cámara activado, de esta manera igualé la luz de exterior con la luz del interior, mediante el flash, de este modo la familia sale iluminada.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Las mejores fotos de Carnet

Curso de iniciación a la Fotografía

Sesión con modelo