Tipos de objetivos

Los objetivos se clasifican en clases de rendimiento según la transmisión, la corrección cromática, la planitud, etc. Desde el punto de vista de la Organización Internacional de Normalización (ISO, International Organization of Standardization), existen tres grupos de clases de objetivos que difieren en la calidad de la corrección cromática.


Clase de objetivo
Planitud de campo
Valores absolutos de enfoque
Aplicación
Acromáticos
hasta 23 mm
entre las longitudes de onda roja y azul (2 colores) son ≤ 2 veces la profundidad de campo
para aplicaciones estándar en el rango del espectro visible
Semiapocromáticos
hasta 25 mm
para las longitudes de onda roja y azul a verde (3 colores) son ≤ 2,5 veces la profundidad de campo
para aplicaciones en el rango del espectro visible con especificaciones más altas
Apocromáticos
hasta 25 mm
para las longitudes de onda roja y azul a verde (3 colores) son ≤ que la profundidad de campo
para aplicaciones con las especificaciones más altas en el rango visible y más allá

La luz visible, la luz blanca, la que usamos en fotografía, en realidad es una mezcla de luces de diferentes colores (en realidad,  radiaciones electromagnéticas con una longitud de onda aproximadamente entre 400 y 700 nm), como se puede ver en un arco iris, donde las gotitas de agua de lluvia actuan como prismas que descomponen la luz blanca en sus colores.




Pasando a los objetivos, estos están formados por lentes cuya función es refractar la luz, es decir, modificar ligeramente la trayectoria de los haces de luz que las atraviesan. La combinación de "desviaciones" de la luz de las diferentes lentes que forman el objetivo permite la proyección de la imagen captada por el objetivo sobre la película o el sensor.




El problema es que estas pequeñas desviaciones de la luz son ligeramente diferentes para cada color de luz (el índice de refracción depende de la longitud de onda de la luz/radiación). El resultado final es que los diferentes colores, se enfocan en planos diferentes, mientras que la película/sensor estan en un sólo plano, originando una ligera pérdida de enfoque (algunos colores se enfocan delante y otros detrás). Normalmente, en objetivos angulares y normales, este defecto es inapreciable, pero puede ser más visible en objetivos largos (sean teleobjetivos o no, pero esto es otra historia ...). Este efecto se puede comprobar fácilmente montando un filtro rojo y después un filtro verde o azul en un teleobjetivo, y enfocando manualmente algo lejano (torre eléctrica, luna, ...), mejor con una lupa en enfoque. Veremos que la posición de mejor enfoque varía ligeramente (aunque aquí también interviene la diferente agudeza visual para los diferentes colores, y otros factores, como explico en clase a mis queridos "proyectos de médico").





Aproximándonos a la respuesta, los objetivos que he descrito se llaman acromáticos, en oposición a los apocromáticos, que gracias a su diseño enfocan teóricamente todos los colores en un mismo plano, o como mínimo los enfocan más cerca que los acromáticos, dando imágenes con más resolución. Los objetivos Nikkor ED se podría decir que se acercan a la denominación apo (o quizás lo son). Un paso más son los objetivos superacromáticos, que no sólo enfocan en un mismo plano toda la luz visible (colores), sinó también las radiaciones adyacentes, es decir, la luz ultravioleta e infrarroja. El mejor ejemplo es el mítico Zeiss Superachromat de 250mm f5.6 para Hasselblad, desarrollado inicialmente para la NASA pero después vendido el público general.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Las mejores fotos de Carnet

Curso de iniciación a la Fotografía

Sesión con modelo