Ley de reciprocidad

La exposición fotográfica la podríamos comparar con el simil de un vaso de agua.

La exposición correcta es el vaso lleno; podemos llenar el vaso de muchas maneras, gota a gota, con un chorrito pequeño o bien con el grifo abierto con un caudal muy grande. Entre la gota a gota al caudal del grifo abierto, hay una serie de intermedios.

En un caso, el llenado del vaso tardará varios minutos, mientras que en el otro caso extremo, el llenado tardará unas décimas de segundo.


El caudal sería lo mismo que el diafragma, que deja pasar una cantidad de luz y el tiempo de apertura sería la obturación, el tiempo en el que el grifo está abierto.

Fijaros, el resultado es el mismo, el vaso lleno.

En fotografía, el vaso sería el sensor. El agua la luz.

Aquí os dejo una tabla ejemplo de una exposición fotográfica, todas estas exposiciones, darían una exposición correcta y el resultado sería el mismo.

f/111/125s
f/81/250s
f/5.61/500s
f/41/1000s
f/2.81/2000s
f/21/4000s

El fotógrafo ha de decidir que combinación es la más adecuada, en función del tipo de fotografía que se quiera realizar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las mejores fotos de Carnet

Salir bien en las fotos de grupo

Agencias de modelos